La Gestalt como tal nació de la mano de Fritz Perls en los años 60 en California. Es una experiencia de desarrollo personal basada en el percatarse de las propias necesidades y poner conciencia sobre nuestra reacciones inconscientes. Tiene que ver con tomar conciencia aprender a vivir en el presente y aceptar todas aquellas partes que nos constituyen en un todo integral. Unas cuantas nociones básicas de la Gestalt aplicada a la empresa:

Now and How (ahora y cómo) ante todo lo que importa es la situación concreta: el “cómo ocurre algo hoy”
El proceso. No importa lo que se dice si no cómo se dice o pasa.
El darse cuenta. Vigilancia del conjunto de aspectos de la situación.
Las fronteras del contacto. Qué ocurre entre la empresa y el mundo exterior. Campo y sistema; nada puede ser analizado de manera aislada.
Las Gestalts inacabadas. No dejar que se pudra una situación mal resuelta.
La Homeostasis. Creencia optimista en una autorregulación espontánea.

Nuestras formaciones ofrecen a los participantes recursos y herramientas para la comunicación para una gestión emocional inteligente. Con un mejor autoconocimiento se experimentan sensaciones e confianza, aceptación, buen humor y solidaridad.

La Gestalt lleva a todos los miembros de la empresa el principio de auto-responsabilidad: cada cual se siente co responsable de la empresa y no un sujeto pasivo y inerte.